El Cuadernillo


ELFO es el segundo de los seis Cuadernillos que componen el Programa Letras.

Construido en torno a un elefante llamado Elfo quien desempeña diferentes Roles con el fin de promover en los aprendices el paso de la escritura con rayones y garabatos -primeras formas de escribir-, a la escritura con letras convencionales al azar, consolidando el componente expresivo y caligráfico al tiempo.


Desarrollo de la expresión

La primera Fase de ELFO está orientada a promover la capacidad expresiva de los niños a través de la pintura, los rayones y el dibujo como medio. De manera simultánea, el trabajo caligráfico inicia con toda la fuerza, buscando el fortalecimiento de la mano a través del trabajo consistente del trazo.


Familiarización con las letras

Escribir con garabatos es fácil, salir de ellos pasando a las letras no tanto. La Fase 2 de ELFO, a través del paso por sus 4 Roles, trabaja el reconocimiento de las letras como una clase genérica, no una a una, para después pedirle a los niños que las usen en sus escrituras.


Caligrafía de las letras

Una vez los aprendices reconozcan las letras como una clase, es el momento de aprender a escribirlas de manera correcta. Si la primera vez que se enfrentan a la escritura con letras convencionales lo hacen con las pautas de la direccionalidad y la buena forma, las escribirán correctamente para el resto de su vida.

La Fase 3 de ELFO apunta a garantizar, de aquí en adelante, la correcta escritura de las letras.


Escritura con letras convencionales

La última Fase de ELFO cierra el proceso del grado alcanzando la meta. Sabiendo qué son las letras, teniendo la mano entrenada, y la buena forma de las letras interiorizada, los niños terminan escribiendo textos autónomos, basados en Situaciones Significativas y con letras caligráficas dispuestas al azar.

ELFO es un lienzo blanco. Los garabatos y las letras puestas en en él por los recientes escritores, son las pinturas de su voz.